martes, 24 de octubre de 2017
Pisando tierra. Fortalezas, debilidades y retos
Visitas 1

 

CAMINOS CONSEGUIDOS

  • Proyectos consolidados gracias al esfuerzo de generaciones anteriores y del trabajo en grupo.
  • Conocernos un poco más entre los que formamos parte de los diferentes grupos a través del diálogo, la comprensión y la lectura.
  • Organización de grupos compactos.
  • El acercamiento de los jóvenes a la parroquia gracias al llamamiento realizado.
  • Sentido de unidad como parroquia
  • Cumplimiento de algunos objetivos propuestos con anterioridad.
  • Mayor integración en la vida parroquial.
  • Creación de nuevos grupos, mayor diversidad de la vida parroquial.

FORTALEZAS

  •  Variedad de carismas dentro de la parroquia (participación de religiosos y laicos)
  • Acompañamiento a los más necesitados.
  • La igualación a los demás, es decir, ponerse los zapatos de las personas que vienen a nosotros.
  • Cercanía y escucha hacia las personas que vienen a nosotros.
  • No dejarse llevar por opiniones ajenas.
  • Saber anteponernos antes las dificultades.

DEBILIDADES/FORTALEZAS

  • Desilusión ante el incumplimiento de las expectativas.
  • Falta de una mejor comunicación entre los miembros de los grupos que puede desembocar en malentendidos.
  • Falta de recursos que hace que muchos proyectos no se lleven a cabo.
  • Dificultad para resolver conflictos dentro de los propios grupos.
  • Falta de voluntarios en grupos a los que acuden muchas personas (Cáritas).
  • Falta de participación de los grupos parroquiales en la Eucaristía dominical.
  • Dificultad en establecer una mayor relación entre todos los que formamos parte de la parroquia.
  • Pretender que los demás tengan nuestros mismos objetivos.
  • No estar atentos a la gente con la que trabajamos.

RETOS Y DESAFÍOS

  • Llegar a los que más lo necesitan.
  • Formar la Pastoral Familiar a partir de la Pastoral Juvenil.
  • Formación y espíritu cristiano en los grupos de trabajo.
  • Campaña educativa dentro de los grupos.
  • Cuidar lo que tenemos. No decaer en el acompañamiento a las personas.
  • Mantener la Iglesia abierta a los demás.
  • Valorar lo positivo que tenemos.
  • Fomentar la acogida, el respeto y la dedicación a los demás.
  • Ánimo y apoyo a los miembros de los diferentes grupos.
  • Concienciación de que trabajamos por un bien común que es nuestra parroquia y no olvidarnos de esto a través de la colaboración y el apoyo a todos.

 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad